• Enero
    SALVAJADA CONTRA EL LOBO EN KARRANTZA
    En una serie de batidas realizadas en Carranza, con la dirección de la guardería foral, se han abatido al menos 4 ejemplares de lobo. Se tiene constancia de 3 ejemplares muertos el pasado viernes 22 de Enero, y un cuarto ejemplar ha sido abatido el domingo 24. Esto probablemente supone que han sido exterminados todos o casi todos los ejemplares del único grupo familiar que habitaba en Euskadi, territorio compartido con Burgos (Comunidad Autónoma de Castilla y León). A esto habría que añadir una cifra más elevada lobos, abatidos de forma ilegal en el transcurso de esas batidas -algo que no podemos verificar- y quizás algunos otros ejemplares, más durante la primavera y verano del pasado año 2015, cuya veracidad nos es imposible demostrar. Debemos recordar que la causa más importante de mortalidad de lobos conocida en Euskadi es humana (> 90%) y que el 40% de los lobos cuya muerte es conocida mueren de forma ilegal.

    Según la Diputación vizcaína, para su desarrollo se han seguido las indicaciones establecidas en la normativa vigente y se ha respetado el criterio marcado por la Diputación de Bizkaia de mantener el equilibrio entre la protección de la cabaña ganadera y la gestión de una especie no cinegética.

    Queremos denunciar la hipocresía de los responsables forales al hablar de equilibrio y gestión cuando lo que se pretendía era eliminar a todos los lobos que había en Carranza, ya que no se había establecido ningún cupo de captura en la batida, lo que desmiente claramente que se buscara ese equilibrio del que hablan.

    Si vergonzoso es lo permitido por la Diputación Foral de Bizkaia no lo es menos lo que está sucediendo en el Gobierno Vasco. Hace ahora un año 26 colectivos ecologistas solicitaron por escrito y siguiendo escrupulosamente lo marcado por la legislación vigente, la inclusión del lobo en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas. Se nos dijo que para verano del 2015 se procedería a contestar, pero a fecha de hoy no sabemos nada. De este despropósito, tampoco se libra la Diputación Foral de Álava que tiene aprobado un Plan de Gestión del lobo desde junio del 2010 y que según dicho plan se debería de haber creado un Comité de seguimiento donde estarían representados todos los colectivos implicados. Pues hasta la fecha no se ha creado ningún comité ni conocemos que medidas expuestas en el Plan se han puesto en marcha.

    El Grupo Lobo de Euskadi sigue recogiendo firmas (> 47.600 en la actualidad), para apoyar la solicitud de inclusión del lobo en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas. La campaña finalizará a finales de este mes, después se solicitará una reunión con el Lehendakari para entregárselas y mostrarle nuestro malestar por la actitud del Departamento de Medio Ambiente de su Gobierno al no contestar a la solicitud realizada por 26 colectivos hace ahora un año.
    (Euskadiko Otso Taldeak idatzita)
    Lezama Bizirk