• Octubre
    LAS PERDIDAS DEL AYUNTAMIENTO EN EL POLIGONO INDUSTRIAL DE KURUTZE RONDAN EL MILLON DE EUROS.
    El agujero financiero de la urbanización del polígono industrial de Kurutze parece que no tiene fondo. Durante años hemos denunciado la irresponsabilidad del gobierno municipal que ha ido enterrando dinero para potenciar el polígono con la excusa de que lo recuperaría, pues correspondía a las empresas propietarias su pago.
    El convenio que el ayuntamiento firmó con la empresa Sachs en el año 2002 para esta urbanización , fue modificado por el propio ayuntamiento de forma unilateral en el 2009 , incrementando los gastos en casi 800.000 euros. Según la fuentes que consultamos entonces esa modificación carecía de validez sin el acuerdo de la empresa Sachs . Sin embargo al ayuntamiento tiró , como de costumbre, por la calle del medio y empezó a “adelantar” dinero para ejecutar el convenio modificado. Faltaría más.
    Así el Pleno, con los votos de los concejales del PNV, ha ido aprobando remesas especiales, 50 mil, cien mil , ciento y pico mil, otros cien mil… de un patrimonio público municipal que , por ley , sólo se puede invertir en vivienda protegida u otros fines de interés social o cultural.
    Sachs llevó su desacuerdo a los Tribunales y éstos le dieron la razón ya en el año 2011. Pero eso tampoco sirvió para que la alcaldía rectificase. Como en otras casos ( ¿os acordais de la sentencia contra las NNSS?), se mandó a los “asesores legales” del Ayuntamiento recurrir hasta la última instancia posible y, mientras, durante esta legislatura se ha seguido dilapidando el dinero de los y las lezamarras, a cuenta de un futuro cobro que nunca existiría.
    En octubre del año pasado el TSJPV no admitió nuevos recursos y Sachs quedó definitivamente liberada de la carga. Es decir, desde entonces, el ayuntamiento ha de asumir y contabilizar como “perdida” todas las cantidades adelantadas. En el pleno municipal de septiembre hemos conocido a cuánto asciende el monto “provisional” de esta pérdida: ¡780 mil euros! Si a esto le añadimos los gastos en “asesores legales”, procuradores, etc., durante estos años, es fácil deducir que el agujero financiero municipal generado por esta calamitosa gestión superará el millón de euros.
    Un millón de euros del patrimonio de los y las lezamarras tirados a la basura o, lo que es lo mismo, 1.200 euros por cada familia de Lezama.
    Por lo que hemos podido saber , ahora , los mismo asesores, legales y urbanísticos , “expertos” sobre todo en el pingüe negocio para sus bolsillos de poner y poner recursos para atrasar la ejecución de las sentencias de los casos que van perdiendo , están estudiando cómo maquillar y pintar de algún color este monumental agujero negro que tan feo hace en el curriculum de quienes presumen de ser buenos gestores.
    Y es que en mayo son las elecciones…
    Lezama Bizirk